De acuerdo con la legislación vigente, el plazo de garantía que Comiber ofrece a sus Clientes es el establecido por el fabricante según la tipología de producto (consumible, instrumental, maquinaria, …) y según el uso que posteriormente se dé al producto (uso mercantil, profesional, personal o familiar).

La cobertura general de la garantía suele contemplar dos aspectos:

  •  Defecto de material: Pieza, componente o producto en mal estado.
  •  Defecto de montaje: Errores en el ensamblado de la maquinaria o en el empaquetado o envasado del producto.

La garantía cubre el uso y mantenimiento correcto según las especificaciones e instrucciones del fabricante según los procedimientos y normativa vigente a este respecto. Si se ha realizado un uso incorrecto del artículo, o se ha utilizado bajo unas circunstancias indicadas como nocivas en las instrucciones o condiciones de garantía, la garantía del producto queda automáticamente derogada. Tampoco quedan cubiertas las partes sujetas a desgaste ó frágiles como elementos luminosos.

Dentro de la cobertura de la garantía quedan incluidas, salvo prescripción del fabricante, las piezas y mano de obra necesaria para reparar o sustituir el producto. Comiber asumirá los portes derivados del envío y retorno a fabricante (siempre que el producto esté en garantía, haya sido comprado a Comiber, el volumen del bulto sea inferior a 200 litros y su peso inferior a 40 Kg). Para el resto de casos y de portes, los gastos de envío serán asumidos por el Cliente (incluso los de presupuestos de reparación no aceptados).

Para solicitar la asistencia de garantía, junto con el producto defectuoso, el Cliente deberá acompañar documento de Comiber (ticket, albarán o factura) que acredite que la compra se realizó en un plazo inferior al periodo de cobertura de garantía respecto a la fecha de comunicación de la incidencia.