Forma parte de la política de Comiber el respeto y cumplimiento de las normas de control sanitario, por ello la aportación de Comiber al mercado es consciente con la responsabilidad sanitaria. Desde el punto de vista legal, los productos que distribuye Comiber proceden de proveedores certificados, perfectamente identificados y cumpliendo con todos los permisos reglamentarios de acuerdo la ley vigente. Toda la gestión documental cumple los requerimientos impuestos por sanidad garantizando en todo momento la trazabilidad del lote de fabricación y el control de caducidad de los productos.

Comiber ha adoptado el compromiso de cara a verificar la trazabilidad de sus productos, para ello dentro del ámbito de las cadenas de distribución certificadas ha asumido como propios los requisitos exigidos por los criterios de certificación de calidad. La comercialización de productos certificados, brinda a los Clientes unos productos de calidad, identificados desde su origen, y con plena garantía que provienen de fuentes legales y que han sido fabricados bajo unos controles de calidad apropiados.

Por todo ello, Comiber como distribuidor dental, según la Directiva 93/42/CEE y el Real Decreto 414/96 del 1 de marzo, declara mantener la trazabilidad de los productos sanitarios, de forma que para cada producto clasificado distribuido a través de esta empresa queda registro de:

  •  Identificación del PRODUCTO
  •  Número de LOTE
  •  FECHA de adquisición y envío
  •  IDENTIFICACIÓN del CLIENTE

 

Estos registros permiten localizar al destinatario final de cada lote, en retiradas del mercado, así como poder informar de cualquier incidente. Su tiempo de mantenimiento de los registros será de 5 años, de acuerdo con lo establecido en la Directiva 93/42/CE.